Los mejores chistes para inmobiliarios

No todos los chistes son específicos para el sector inmobiliario. Algunos los he encontrado ya adaptados, haciendo una búsqueda en google y entre los prolíficos blogs de los inmobiliarios americanos. Algunos otros los he adaptado yo, porque me ha parecido posible y conveniente. Algunos son buenos, los menos. Otros son francamente malos, los más. Pero todos tienes alguna lección o idea interesante que se pueda extraer de ellos. Si no tanto como carcajadas, sí que espero arrancar al menos alguna sonrisa.  Y que conste en acta que es un post abierto. Si me alguien me envía algún chiste que encaje, lo incorporaré al post, citándote por supuesto.

Abren muchas agencias a tu alrededor

El propietario y Gerente de una Agencia se encuentra un buen día con que le han abierto dos inmobiliarias pegadas a la suya, una a cada lado. En una de ellas figura un gran cartel de SIN COMISIONES. En la otra, otro cartel que pone LOS MEJORES AGENTES. Así que al día siguiente, encarga él mismo un rótulo para sustituir el que tenía hasta ahora con el nombre de su Agencia. En el  rótulo pone en grandes caracteres: ENTRADA PRINCIPAL

Sexo para inmobiliarios

Pregunta capciosa: ¿cuál la postura preferida por un Agente inmobiliario para hacer el amor? Respuesta: la postura del co­_misionero.

¿Tus Agentes también te piden pasta por adelantado?

Uno de los mejores Agentes de la Agencia, pero un poco manirroto, entra en el despacho del Bróker y le espeta: “Necesito un adelanto a cuenta de las comisiones. Que conste que tengo tres empresas que están detrás de mí todo el día, llamándome sin parar”. El Bróker, un poco mosqueado, le pregunta: ¿Ah sí? ¿Y que tres empresas son esas que van detrás tuya?, a lo que el Agente responde sin inmutarse: la empresa del gas, la del teléfono y la de la luz.

El CRM milagroso

El proveedor del nuevo CRM termina su presentación concluyendo de forma rotunda: “Con este CRM, te ahorrarás el 50% del trabajo de tu Coordinadora y de tus comerciales ”. A lo que el Bróker responde, encantado: ¡Fenomenal! ¡Instálame dos!

El Antes y el Después

A un Agente inmobiliario se le aparece un espíritu del más allá, cuya misión, según le manifiesta, es mostrarle el Cielo y el Infierno para que pueda elegir con conocimiento de causa qué tipo de conducta quiere llevar para el resto de su vida. En este viaje de familiarización, el Espíritu en cuestión le muestra un Cielo lleno de gente de blanco tocando el arpa,  en un ambiente relajado y tranquilo. Por otra parte, en el Infierno parece que vive en una fiesta interminable, con la música a todo volumen, el alcohol corriendo a destajo y la gente bailando y riendo. Sin dudarlo un minuto, el inmobiliario escoge el Infierno y, coherente con su decisión, se comporta de forma miserable con su familia, sus Agentes, sus vecinos y con todo el mundo en general.

Finalmente, el Agente se muere, su alma sale del cuerpo y aparece por el Infierno, descubriendo, para su sorpresa, que el Infierno se había convertido en un lugar horrible, con la gente sometida a terribles torturas, un lugar donde “reina el llanto y el rechinar de dientes”, como lo describe el Antiguo Testamento. Se vuelve indignado al espíritu que en ese momento le arrastra hasta su destino fatal y le increpa: ¡Espíritu! ¡Esto no es lo que me habías enseñado!!. A lo que el Espíritu responde: “es que cuando te traje por primera vez, tú eras un prospecto. Ahora ¡eres un cliente!”

Siempre exagerando con el número de operaciones

Un agente inmobiliario ha visitado a un cliente que vende una oficina y en el ascensor del edificio no puede dejar de oir una conversación entre dos hombres que viajan junto a él. Uno de ellos presume de haber vendido más de 200 casas ese mes. El otro afirma rotundo que le ha superado por un casi centenar. El Agente, sorprendido y escéptico, les pregunta con tono irónico: ¿Y de qué Agencia inmobiliaria sois, que vendéis tantas casas? A lo que ambos, sorprendidos, le responden: “no somos de ninguna Agencia. Fabricamos juguetes y vendemos casas de muñecas”.

Una metáfora aleccionadora

¿Sabes la diferencia entre apoyar a tu equipo de comerciales o comprometerse con ellos?. Si la Agencia inmobiliaria fuera un plato de huevos fritos con beicon, la gallina les apoyaría, y el cerdo estaría realmente comprometido con el Equipo.

¿Harto de tanta endogamia inmobiliaria?

Un Agente inmobiliario decide que quiere encontrar una pareja que no sepa absolutamente nada de su profesión. Así que, cuando va conociendo mujeres que le gustan, no les dice a lo que se dedica y en algún momento deja caer una pregunta al descuido: ¿tú sabes lo que es una MLS?. Si le responde correctamente, se olvida de la chica en cuestión . Por fin descubre una que, a su pregunta, le responde con gesto de estupor: ¿Una ML… qué? Por lo tanto decide que esta es su pareja para todo la vida. Le pide formalmente en matrimonio y se casan en la iglesia del barrio. En la noche de bodas, antes de consumar el matrimonio, el Agente le dice: “bueno, quiero que sepas antes que nada a lo que me dedico realmente: soy un Agente inmobiliario”, a lo que la chica responde encantada: ¿pero eres Agente del vendedor o agente del comprador?.

No te pases con la descripción

Un propietario llama a su Agente y le dice que ha decidido no vender su vivienda. El Agente, sorprendido e intrigado, le pregunta por la razón, a lo que el propietario le responde: “es que he leído el anuncio que habías puesto de mi casa en los portales inmobiliarios. Me ha gustado tanto lo que decís, que he decidido quedarme a vivir en ella”.

Cuidado con lo que haces

Un inmobiliario está abriendo su nueva oficina. Entra alguien por la puerta y este finge que está atendiendo una llamada en el teléfono fijo. Después de un rato de fingida charla, cuelga y se dirige a la persona que ha estado esperando pacientemente todo ese tiempo: “¿Qué desea?”, le pregunta. A lo que este responde: “no deseo nada. Vengo a instalar la centralita telefónica”.

Este chiste me ha sido remitido por José Luis Luna de renovaliainmobiliaria.com

Un agente inmobiliario está de vacaciones en Israel. Le llevan a visitar Belén y al llegar le pregunta a un aldeano…Oiga es aquí don había una persona que era carpintero, se casó con una tal María y tuvo y niño que le pusieron Jesús.
A lo que el aldeano le responde, efectivamente, es aquí.
Y le pregunta el inmobiliario, ¿y qué pasó con la carpintería? ¿La vendió o la traspasó?

 

Aviso a navegantessi te parece que todo lo que digo en este blog está muy bien en teoría pero te gustaría saber cómo ponerlo en práctica, no dejes de visitar www.inmotools.es, nuestro portal especializado en soluciones, servicios y herramientas de marketing para redes, agencias y agentes inmobiliarios que estamos desarrollando desde inmoTOOLS. O no dudes en llamarnos al 968 235 700 si prefieres que te lo contemos.

Anuncios

2 comentarios en “Los mejores chistes para inmobiliarios

  1. Un agente inmobiliario está de vacaciones en Israel. Le llevan a visitar Belén y al llegar le pregunta a un aldeano…Oiga es aquí don había una persona que era carpintero, se casó con una tal María y tuvo y niño que le pusieron Jesús.
    A lo que el aldeano le responde, efectivamente, es aquí.
    Y le pregunta el inmobiliario, ¿y qué pasó con la carpintería? ¿La vendió o la traspasó?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s